Los encuentros grupales tienen como objetivo la construcción de un espacio facilitador del cambio en las personas, orientado a la temática para la cual es armado el grupo.

Son espacios donde se promueve el intercambio de experiencias entre los participantes, y principalmente el contacto consigo mismo, el que se da a partir de la confianza construida, el acompañamiento y la contención por parte de los coordinadores.

Son experiencias muy enriquecedoras ya que se desarrolla una fuerte red vincular, a partir de la cual el aprendizaje no solo es con uno mismo, sino a partir de la relación con otras personas, beneficio que impacta directamente en el mundo de la persona.